Descubre cuáles son las frutas con más vitamina C y sus beneficios

Es común escuchar que la vitamina C nos ayuda a prevenir resfriados, sin embargo, también tiene otros beneficios que mejoran el funcionamiento de nuestro organismo. Uno de los alimentos que nos aportan importantes cantidades de este compuesto son las frutas, aunque existen opciones con más vitamina C que otras, que son necesarias conocer.

¿Para qué sirve la vitamina C? 

Este nutriente, también conocido como ácido ascórbico, es necesario para el crecimiento y reparación de nuestros tejidos. En pocas palabras, es ideal para sanar heridas y ayuda a cicatrizar más rápido. También repara y mantiene los cartílagos, huesos y dientes.

De igual modo, el ácido ascórbico interviene en procesos del cuerpo, tales como el control de la presión arterial, reforzamiento del sistema inmunitario y prevención de enfermedades cardiovasculares e infecciones.

Debido a que el cuerpo no produce por sí mismo la vitamina C, es indispensable consumir alimentos que sí la contengan. No comerlos en un largo periodo puede desencadenar problemas en nuestro cuerpo. Entre las frutas que tienen un alto contenido de esta vitamina están las siguientes: 

  • Frutillas: 100 g de frutilla nos brinda 60 mg de vitamina C. 
  • Kiwi: la mitad de un kiwi contiene alrededor de 64 mg de vitamina C. 
  • Papaya: nos aporta 60.9 mg de vitamina C por cada 100g de fruta.
  • Limones, naranjas y mandarinas (cítricos): las frutas ácidas son fuentes de este maravilloso nutriente. Por ejemplo, 100 gramos de mandarina representa unos 35 mg de vitamina C; mientras que media naranja tiene 70 mg.

¿Qué beneficios tiene? 

Las frutas con más vitamina C tienen aspectos muy positivos, especialmente si queremos generar anticuerpos y prevenir enfermedades. Recordemos que, si tenemos buena salud, podemos llevar a cabo con éxito todas nuestras actividades.

Disminuye el cansancio y la fatiga

¿Cuántas veces hemos permitido que el estrés del trabajo o los quehaceres diarios nos consuman hasta agotarnos? Es cierto que revertir el cansancio y la fatiga dependen de un conjunto de hábitos diarios como el ejercicio y la buena alimentación. Sin embargo, las frutas con más vitamina C también nos ayudan. Al ingerirlas, aumenta nuestra energía y tendremos un mejor desempeño en lo que hacemos. ¡Ya no más bostezos en el trabajo! 

Mejora el estado de ánimo

Por muy sorprendente que parezca, el ácido ascórbico juega un papel fundamental en nuestro estado de ánimo. Mejora la depresión estacional, debido a la producción de neurotransmisores. Para nadie es un secreto que una persona cansada es sinónimo de una persona que no rinde en sus labores, así que consumirlo generará un cambio importante en nuestra actitud y vida emocional. 

Mejora la salud visual

La vista es uno de los sentidos más importantes, y, aunque proteger nuestros ojos requiere de medidas como cubrirlos de los rayos del sol, también podemos cuidarlos con ayuda de la vitamina C. Este nutriente protege nuestra visión de la radiación ultravioleta y ayuda a prevenir las cataratas. 

Contrarresta el estrés oxidativo

El humo del cigarro, la contaminación del aire, el consumo de drogas y alcohol, y la luz UV son algunos de los causantes del deterioro de nuestras células. La vitamina C ayuda a contrarrestar el efecto oxidativo, previniendo enfermedades como la artritis, el cáncer y enfermedades del corazón. En conclusión, debemos incluir frutas con vitamina C en nuestra dieta diaria. Ya sea en ensaladas o jugos naturales, es necesario que estén presentes en nuestra vida, ya que, no solo nos ayudan a prevenir enfermedades, sino también nos mantienen con buen ánimo y suficiente energía para continuar con nuestras actividades laborales.

Deja un comentario