«Frutas Oficina»: un nuevo concepto saludable para aumentar la productividad

El consumo diario de fruta trae consigo beneficios no sólo físicos, sino que emocionales y de preservación de nuestro medio ambiente, por lo cual, es una práctica altamente positiva y beneficiosa para quienes siguen este hábito alimenticio.

Dicho principio llevó a las empresas de calidad e innovadoras, a preocuparse por ofrecer un servicio de frutas en oficinas con la finalidad de atender la necesidad de consumo de alimentos saludables en espacios laborales y, con ello, tener colaboradores más activos, saludables y contentos en el trabajo. 

Beneficios del consumo de frutas en la oficina

1. Mejores condiciones físicas

Gracias a sus propiedades vitamínicas y minerales, el consumo regular de frutas nos ayuda a mantener el cuerpo con bastante energía durante el día. Además, al comer frutas con vitamina C como las frutillas o naranjas, prevenimos la deshidratación y algunas enfermedades como los comunes resfriados, evitando el ausentismo laboral en épocas estivales.

Adicionalmente, al comer frutas como la sandía, se hace visible el mejoramiento de nuestra piel, manteniéndola tersa y evitando el envejecimiento.

2. Reducción del estrés

Un claro ejemplo del beneficio emocional al consumir frutas lo encontramos al consumir el potasio, presente en el plátano, donde el cuerpo reduce el nerviosismo o estrés, mejorando nuestro humor y manteniéndonos con ánimo para cumplir con todos los desafíos laborales.

Por otra parte, el consumo de fruta nos permite mantener el órgano cerebral más sano, por lo cual, podemos llegar a tener un mayor rendimiento productivo y estar más atentos para resolver situaciones complejas.

3. Ambiente laboral sano

Al contar con el servicio de «frutas oficina» podemos establecer horarios de pausas laborales para comer una colación de frutas frescas. De esta manera, se potencian las relaciones interpersonales entre el equipo de trabajo, permitiendo la creación de espacios de encuentro donde se puedan conversar temas relevantes del acontecer laboral, en un lapso corto de tiempo y sin tener que contar con un gran presupuesto para llevarlo a cabo.

4. Mejora la productividad

El consumo de frutas en oficinas nos ayuda a aumentar la productividad del personal pues se encontrarán con más energía y salud al comer frambuesas, ciruelas o uvas gracias a la capacidad de estas frutas para mejorar la circulación cerebral, reduciendo el estrés, ansiedad, depresión o cualquier enfermedad que no permita a los trabajadores concentrarse y desarrollar sus tareas laborales.

También podemos conseguir su lealtad porque se sentirán cuidados por la empresa, al fomentar hábitos positivos que pueden luego trasladar a su entorno familiar.  Es decir, cambiar el paradigma del empleador que sólo se preocupa de producir, por el de uno que ve y considera a sus integrantes como personas.

5. Cuidar el medioambiente

Como plus, nos permitirá ser más conscientes sobre la importancia del consumo de alimentos sanos y evitar aquellos poco saludables que generan un alto impacto ambiental con sus envolturas plásticas. El consumir frutas estacionales reduce considerablemente la producción de gases efecto invernadero, de consumo energético para su crecimiento y/o traslado desde zonas alejadas.

Sin duda, optar por el servicio de consumo de «frutas oficina» es una opción altamente beneficiosa para las empresas, tanto a nivel interno, como productivo y humano, que contribuirá a elevar la calidad de vida de sus equipos de trabajo, fortaleciendo la cadena de producción y la imagen corporativa dentro de la industria o hacia sus consumidores finales.

Deja un comentario